La opción a favor del "b-learning"

b_learningEsta modalidad de formación online que comenzó a practicarse en 2002 y que se conoce como “b-learning” o “aprendizaje mixto”, viene utilizándose cada vez con más fuerza; su estrategia metodológica es considerada como “mixta” pues se basa en combinar sesiones digitales con algunas sesiones presenciales dentro de un mismo curso online.

El grado en que se puede conjugar el formato online con el presencial es absolutamente flexible y la proporción en que se distribuyen ambos queda totalmente a discreción de la entidad organizadora del curso, si bien, en nuestro caso, el tiempo reservado a las sesiones presenciales suele ser muy inferior al previsto para el aprendizaje online.

El propósito de esta combinación es el de mejorar la calidad de las acciones formativas, aprovechando simultáneamente las ventajas de la enseñanza online y las de la enseñanza presencial, en lugar de tener que seleccionar un modelo u otro.

Este es el motivo por el cual nosotros en Educontic optamos normalmente por el “b-learning”.

Concretamente, lo que se pretende a través del b-learning y de un cierto nivel de presencialidad y de contacto directo con el tutor y con el resto de compañeros, es superar o, al menos, paliar, algunas de las características del e-learning que, según el tipo de materias a tratar o la tipología de alumnado participante, pueden implicar una cierta dificultad, como suelen ser:

La dificultad para regular por uno mismo el autoaprendizaje y marcarse una disciplina propia, sin la orientación directa por parte de un tutor que de “viva voz” imparta instrucciones precisas y concretas.

La sensación de soledad o aislamiento al no tener contacto personal con otros compañeros del curso y no estar quizá demasiado familiarizado con las opciones ofrecidas por los canales de comunicación digital.

La inseguridad para relacionarse a distancia con el tutor al no “ponerle cara”; no tener claro cómo dirigirse a él; no atreverse a formular determinadas preguntas o solicitar aclaraciones...

La limitación para saber sintonizar e interactuar a distancia con compañeros desconocidos; para exponerles sus sugerencias, dudas o dificultades; para interpretar las implicaciones de las tareas colaborativas; …