Elaboración de un Plan Plurianual de Madurez TIC

Aunque los objetivos a alcanzar sean similares, la digitalización de procesos y la transformación metodológica en los centros no obedece a un proceso lineal, con un principio, una trayectoria  y un resultado final que siempre se repite; no existe una especie de ruta estándar válida que se pueda aplicar con carácter general.

Sí es verdad que se pueden señalar elementos que son comunes en muchos centros, por lo que se registran experiencias que pueden transferirse de unos a otros, pero es evidente que un Plan Plurianual de Madurez TIC que dé respuesta y esté adaptado a la situación real y posibilidades de cada centro, ha de tener su sello particular y necesita ser tratado como un traje a la medida.

 

Pautas a seguir:

No obstante, se pueden señalar una serie de pautas y líneas directrices de fondo cuyo seguimiento es muy importante que esté garantizado en la realización de todo Plan, pues su aportación  será  decisiva para reforzar la viabilidad del proyecto, si bien su forma de aplicación variará en cada caso particular.

Éstas son:

Justificación bien argumentada

Contextualización individualizada

Fomento de la participación y el consenso

Evidencia del papel relevante a jugar por el profesorado

Búsqueda de la implicación de la comunidad educativ en su conjunto

Proyección plurianual

Conexión con el Proyecto Curricular y Plan del Centro

Definición de objetivos claros y bien medibles

Criterios de evaluación muy precisos

Vinculación de realidades y evidencias tangibles

Transversalidad y multidisciplinariedad

 

Metodología a aplicar:

El proceso a seguir para la elaboración del Plan Plurianual de Madurez TIC de centro exigirá una detenida tarea de formulación y concreción de propuestas, así como la activación  de canales diversos que garanticen la participación y el consenso, de forma que el mismo nazca con un alto grado de implicación por parte de quienes, posteriormente, van a jugar un papel decisivo en su puesta en marcha, ejecución y seguimiento.

Nos encontramos ante un proyecto que llegará a incidir, de una u otra forma, sobre todos los ámbitos de la vida del centro y a implantar una nueva cultura que generará roles diferentes para el profesorado, alumnado y familias y propiciará otros modos de colaboración y relación entre las personas que forman parte de cada comunidad educativa.

En consecuencia, planteamos un método de trabajo, que viene marcado por:

La reflexión, participación y planificación colectiva
El  tratamiento del centro como un todo bien coordinado
Una proyección estratégica conjunta
Un horizonte claro a alcanzar

Aunque los objetivos a alcanzar sean similares, la digitalización de procesos y la transformación metodológica en los centros no obedece a un proceso lineal, con un principio, una trayectoria  y un resultado final que siempre se repite; no existe una especie de ruta estándar válida que se pueda aplicar con carácter general.

Sí es verdad que se pueden señalar elementos que son comunes en muchos centros, por lo que se registran experiencias que pueden transferirse de unos a otros, pero es evidente que un Plan Plurianual de Madurez TIC que dé respuesta y esté adaptado a la situación real y posibilidades de cada centro, ha de tener su sello particular y necesita ser tratado como un traje a la medida.